27/11/09

A la sombra del ranchón

Ya tenemos una edad,
alacranes en el corazón,
seiscientos años son verdad

a la sombra del ranchón.

Sopladme contra el viento
que distrae al ladrón
de ciento y un momentos

a la sombra del ranchón.

Ayudadme a recordar
aquellas vistas sin balcón,
arroz para no engordar

a la sombra del ranchón.

Salvadme del aeropuerto
donde despega la pasión
con destino al desconcierto,

a la sombra del ranchón.

Folladme caminito de La Habana,
dejadme por horas un condón,
fugaos conmigo ayer por la mañana,

a la sombra del ranchón.

Pitcheadme, amoles, los sueños
de la Revolución
antes que vuelvan los dueños

de la sombra del ranchón.

Recordad que hoy
será mejor que otro Enero,
ya no me las doy
de hipopótamo piscinero.

Recordad
que soy y que sucumbo
a los atardeceres
del Malecón,
que voy dando tumbos
de la 113
al ranchón.

10/11/09

hola

video

9/11/09

Muto el chico más popular de mi instituto, un gran plan ves, cosa de pocos minutos

Casi me muero de risa con el montaje de Micheel 2555. BRU-THAAL!


http://www.blublu.org/sito/video/muto.htm

8/11/09

ElCineVino

Estimados:

Nos hicieron una nota en Queilén TV, en Chiloé, sur de Chile, donde estamos haciendo talleres y exhibiciones.

El 14 de Noviembre nos vamos con Micheell a seguir con esto, el último turno, en Curaco de Velez.

6/11/09

Making' of videoclip MEDICINA PERMANENTE

Como conocéis el videoclip, a lo mejor os mola ver cómo se cocinó. A mí me pasa que los procesos me suelen emocionar más que los resultados. Ahí os lo dejo.

Making of del videoclip "Medicina Permanente", de Raza Guaya from felipe vara de rey on Vimeo.

5/11/09

López Vázquez y Ayala. Puñalás en el alma.

Tiempos tristes para el alma de nuestra cultura.

Días atrás moría otro de los granadinos eternos que nunca será lo suficientemente reconocido por todos, ni falta que hace. Francisco Ayala esperó 103 años y aún así poca gente le ha hecho caso. No importa. Hizo todo el ruido que tenía que hacer para el mundo de las letras, la ironía en la sangre, el buen hacer, el compromiso político, la honestidad con unos ideales progresistas.

Durante años viví en Granada, para mí la única ciudad donde uno puede ser joven toda la vida gracias a toda esa gente maravillosa que llega para casi nunca quedarse. El contrapunto amargo a este paraíso se encuentra en la mayor parte de la población local que sigue manifestádose claramente conservadora. Es por eso que en Granada todavía hay un Teatro con el nombre de la Reina más cruel y maldita que ha tenido España, así como una terrible y espantosa estatua dedicada al terrorista que co´lonizó América. Es por eso que en Granada todavía no hay calles ni plazas dignas para granadinos tan universales como Carlos Cano (su plaza es horrible), Juan Vida, Miguel Ríos, Tico Medina, Juan Carmona 'el Habichuela', Enrique Morente y algunos más. Es por eso que en Granada existen todavía plazas y calles dedicadas a políticos fascistas. Es por eso que en Granada todavía ondean banderas ilegales y antidemocráticas en algunos balcones muy cercanos al Ayuntamiento de todos y que no mueve un dedo para quitarlas.

Al granadino más universal y uno de los poetas más importantes de la historia, Federico García Lorca, sólo da nombre a un parque y un par de salas de teatros y palacios de congresos. Así están las cosas en esa maravillosa ciudad que, entre unos que votan y otros que actúan, están destruyendo. Los mismos que ignoran quién ha sido Francisco Ayala.

Pero amigos, la muerte de Ayala no ha sido la única que ha asolado el panorama cultural.

El lunes nos dejó José Luis López Vázquez, uno de mis actores favoritos, un actor con el que siempre soñé poder hacer al menos un cortometraje. José Luis, que tenía 87 años pero estaba más joven que yo y que todos ustedes juntos, encarnó a personajes ya inolvidables y genialmente escritos por el mejor guionista español de todos los tiempos, Rafael Azcona. Juntos hicieron no sólo las mejores películas españolas de la historia, sino algunas de las obras más intensas, crudas y vivas llevadas a la gran pantalla.


Ayala y López Vázquez sumaban 190 años llenos de arte y vida. Pérdidas así son irreparables para el corazón de cualquier ciudadano hambriento de cultura.

Quiero compartir con cada uno de vosotros una carta que escribió López Vázquez para un libro dedicado a Azcona. Azcona murió y ya nadie volvió a escribir personajes perfectos para José Luis. Si Azcona leyera esta carta volvería para poner algún toque amargo en forma de punto, coma o silencio a otro de sus guiones. Azcona volvería para conocer de nuevo a todas las mismas personas y al mismo país que le inspiraron tantas historias, no hay duda. Disfrutad la carta, amigos, pues está llena de sabiduría, ternura y amor del Actor al Guionista, así con mayúsculas.


CULTO AL BIENAVENTURADO RAFAEL AZCONA
De José Luis López Vázquez sobre Rafael Azcona


Si no hubiera existido Rafael Azcona, José Luis López Vázquez, actor, tampoco existiría. El hombre, amigo, escritor, es pues, básico, irreversible y fundamental para mí. Lamento de veras, eso sí, que seamos amigos de manera infrecuente por razón de nuestras profesiones y quehaceres que nos hacen andar siempre agazapados, al acecho e inmersos en nuestro respectivo trabajo. Pero aunque sólo sea una vez al año, no de higos a peras, sino más bien de turrón a turrón, nos prenotamos para felicitarnos las Pascuas, ora con alguna postal insólita aparejada de conseja ejemplar y gozosa, ora con palabrejas tiernas.

Sé muy poco de la intimidad de Rafael, si no es casi nada, pues no es hombre que se prodigue. Yo diría que ese es su particular estilo, sus modos y sus costumbres. Pero le considero concienzudo, creativo, inspirado, peculiar, perceptivo, sensible, escéptico y sabio. Y esas son sobradas razones en las que por respeto y devoción, no debe uno entrometerse.

En la época de sus inicios literarios, recién aposentado en La Codorniz, un común amigo y contertulio del Café Comercial, al que también acudía Rafael, me refería que lo primero que hacía nada más llegar instalándose en el aterciopelado y fofo peluche color fucsia, era sacar el pañuelo, cubrirse la cara y dormitar un ratito, al margen de lo que se hablara y discutiera en la tertulia. Es un dato.

Le conocí por entonces, más o menos cuando vio la luz El repelente niño Vicente y estando a vueltas con Marco Ferreri en el proyecto de la película El pisito, el primer film neorrelista que irrumpió después de muchos avatares, en el curso de nuestra cinematografía y en el que, como es sabido, participé.
Después, al arrimo de este primer éxito, vino El cochecito y comenzó su etapa colaboradora con Luis García Berlanga en Se vende un tranvía, Plácido, precursoras de sus sucesivas participaciones hasta la última película anotada que es, según creo, Moros y cristianos. Inmediatamente está la etapa de Carlos Saura con Peppermint frappé, El jardín de las delicias, La prima Angélica, etc., sin olvidar el resto de su participación con los directores José Mª Forqué, Pedro Olea, Pedro Masó, José Luis García Sánchez y demás y en las que por suerte para mí, tuve la satisfacción de intervenir en bastantes.

Personalmente, he contado con una identidad suficientemente especial-físico-cinematográfica, para interpretar a tipos parecidos al descrito en Los muertos no se tocan, nene, como es el de don Fabián Bígaro Perlé, Jefe de la Burocracia Civil de 2ª Clase y Miembro de la Sociedad Protectora de Animales y del Círculo Pro Educación de Niños Tontos, y procura darles naturaleza creíble. Lo cual es para mí una auténtica suerte.

Aparte de muchas cosas, comparto con Rafael, su terror metafísico a la edad, el envejecimiento y el deterioro, como también participo en su opinión de que las novias se vuelven invariablemente gordas y feas, de que el cine debía prohibirse porque te deja idiota y te devuelve a la realidad hecho una piltrafa y también de que esas melodías de ritmo muy lento que casi todos hemos bailado absortos y traspuestos en su momento, estaban escritas para que muchos de nosotros creyéramos, mecidos por las falaces notas, que el amor es una aventura maravillosa y eterna.

Querido Rafael, eso es todo lo que escasamente puedo deducir de tí. Gracias por estar aún con nosotros, por haber inventado y resuelto tanto relato genial, en los que intenté integrarme lo mejor que pude como actor y, sobre todo, por no haberte muerto todavía como aseverabas, creo recordar, en tu autobiografía pequeñita que escribiste una vez.

4/11/09

Esto lo leí ayer, y me gustó.

"En otro mundo no necesitaría palabras. Aparecería en tu umbral. "He venido a hacerte una visita", te diría, y ahí se acabarían las palabras: te abrazaría y tú me abrazarías a mí. Pero en este mundo, en esta época, tengo que llegar a ti con palabras. Asi que todos los dias me transformo en palabras y envuelvo las palabras en papel como si fueran dulces."

1/11/09

El Conejo de Mujeres, en vivo

Tres fotos tomadas por la cámara de mi celular durante el concierto de Mujeres anoche en el Espai Motel, al que acudí bien acompañado de Vilsia. Ambos seguimos con el corazón en Cuba junto a ustedes y el alma peleando contra nuestra presente.

Señoras y señores: he aquí el batería de Mujeres al cien por cien, en estado puro. El humo de los porros era abundante y la luz no era precisamente la mejor, así que las imágenes no hacen justicia a la calidad del grupo, que conste en acta. Mujeres promete y aporta buen sonido -pese a las dificultades de la sala- y Martín golpea la batería con la misma fuerza que te invade cuando ríe. Si queréis verlas un poquito mejor, clickad en ellas y compráos unas gafas con rayos X.









'Fui al concierto esperando mujeres y mojito, pero me encontré con un montón de modernos que saltaban al ritmo de una música pegajosa y electrizante.'
Piscinólogo en la edición del Granma de hoy.